Protocolo de Atención a las Situaciones de

Violencia Doméstica hacia mujeres mayores de 15 años y Violencia Sexual aguda a lo largo del

ciclo vital en el Sector Salud.

 

 

 


 

 

 

Setiembre 2016

 

 


INDICE

Introducción.                                                                                                   Página 3

Marco teórico y conceptos de violencia Doméstica.                                         “         4    

Consecuencias de la Violencia Doméstica y

Violencia sexual en la salud de la personas.                                                   “         6

  

Legislación Nacional.                                                                                       “         7

Responsabilidades del Sector salud.                                                               “         7

Flujograma de adultos                                                                                                “       11

Flujograma de niños y adolescentes                                                                 “       12

Cuál es el Rol de los Equipos de Referencia?                                                 “       14

    

Referentes en cada nivel de atención.                                                             “       15

Mecanismos de referencia y contrareferencia entre los

diferentes equipos y/o niveles de atención                                                       “       15

Difusión e implementación del Protocolo                                                         “       15

Cronograma                                                                                                     “       16

Bibliografia                                                                                                      “       17

INTRODUCCIÓN:

                       El propósito de esta pauta es brindar lineamientos generales de actuación de la Cooperativa Medica de Florida para el abordaje de situaciones de Violencia Doméstica (VD)hacia mujeres mayores de 15 años y Violencia Sexual (VS) aguda a lo largo del Ciclo vital.

       El modelo propone que la responsabilidad de atención es inherente al sector y a las profesiones de la salud y que debe integrarse el tema en todos los niveles de acuerdo a la evaluación de afectación, riesgo y necesidad de cada caso.

       El abordaje a la VD y Violencia Sexual propone un modelo que rompe con la práctica instalada de derivar las situaciones presentadas y cuestiona el supuesto de la “atención experta” como única respuesta jerarquizando la importancia del trabajo en equipo en todas las etapas del abordaje (recepción de la consulta, detección, diagnóstico de situación, asistencia, prevención) e incorporando una perspectiva de derechos humanos, de género y generacional en la planificación y organización de la atención a la Violencia Doméstica y Sexual.

       El presente protocolo es una herramienta conceptual y operativa que marca un camino para transitar ante situaciones de alta complejidad como el maltrato y el abuso sexual. Se trata de una estrategia para operativizar el trabajo y generar los mecanismos de articulación intra e interinstitucional que permitan trabajar desde la especificidad y la responsabilidad que a cada uno le compete ante estas situaciones.

         Los protocolos orientan las rutas institucionales, pero no definen un camino único.

MARCO TEORICO:

CONCEPTOS VIOLENCIA DOMESTICA[1]:

VIOLENCIA

El uso deliberado de la fuerza física o el poder, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones”.

VIOLENCIA BASADA EN GÉNERO Y GENERACIONES (VBGG)

Por violencia basada en género se entiende “Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública o privada”. (Artículo 1 de la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer de las Naciones Unidas, 1993).

VIOLENCIA DOMESTICA.

Toda acción u omisión, directa o indirecta, que por cualquier medio menoscabe, limitando legítimamente el libre ejercicio o goce de los derechos humanos de una persona, causada por otra con la cual tenga o haya tenido una relación de noviazgo o con la cual tenga o haya tenido una relación afectiva basada en la cohabitación y originada por parentesco, por matrimonio o por unión de hecho”

Las manifestaciones de VD que reconoce la Ley:

Violencia física.

Acción, omisión o patrón de conducta que dañe la integridad corporal de una persona.

Violencia psicológica o emocional.

Toda acción u omisión dirigida a perturbar, degradar o controlar la conducta, el comportamiento, las creencias o las decisiones de una persona, mediante la humillación, intimidación, aislamiento o cualquier otro medio que afecte la estabilidad psicológica o emocional.

Violencia patrimonial.

Toda acción u omisión que con ilegitimidad manifiesta implique daño, pérdida, transformación, sustracción, destrucción, distracción, ocultamiento o retención de bienes, instrumentos de trabajo, documentos o recursos económicos, destinada a coaccionar la autodeterminación de otra persona.

Noviazgos libres de Violencia:

       Según la Organización Mundial de la Salud, 3 de cada 10 adolescentes denuncian que sufren violencia en el noviazgo. La edad en que son más vulnerables a la violencia es en la adolescencia.

       La violencia en una relación de pareja se refiere a toda acción u omisión que daña tanto física, emocional como sexualmente, con el fin de dominar y mantener el control sobre la otra persona. Para ello se pueden utilizar distintas estrategias que van desde el ataque a su autoestima, los insultos, el chantaje, la manipulación sutil o los golpes. En el noviazgo la violencia es muy sutil y va creciendo poco a poco con el tiempo, de hecho las personas sin darse cuenta y al vivir en un entorno violento, frecuentemente aprenden a relacionarse de esta manera. Posesividad, control, prohibiciones, amenazas, encubren una baja autoestima, inseguridad y desconfianza que tienen que ver con la historia del sujeto y no con lo que haga o no haga su pareja. Por eso, aunque consiga dominarla o encerrarla no deja de manifestar sus celos, distorsionando situaciones o haciendo acusaciones desde su imaginación.

       La violencia es una conducta aprendida, previa a la formación de pareja y no cambia espontáneamente por la voluntad de las personas.

Maltrato químico en niños:

       Administración de sustancias sin indicación médica o a diferentes dosis de las indicadas, con la finalidad de tranquilizar al niño; en general son psicofármacos (del tipo de las Benzodiacepinas).

Síndrome de Munchausen:

     Forma de maltrato poco frecuente inducido por un familiar, generalmente la madre. Esta presenta al niño o a la niña al equipo de salud aduciendo que padece determinados síntomas que obligan a realizar múltiples exámenes, incluso invasivos, después de los cuales no se comprueba patología alguna. La persona que lo induce, que por lo general padece psicopatología grave, realiza múltiples consultas en los centros de salud o provoca internaciones prolongadas. Si no se establece rápidamente la detección y tratamiento, el niño corre serios riesgos vitales y emocionales.

Abandono y negligencia:

   Es la falta de protección del niño/a ante eventuales riesgos y la falta de atención de sus necesidades básicas cuando los padres o cuidadores están en condiciones de atenderlas. La negligencia puede ir desde no acompañar los procesos de desarrollo del niño (falta de controles de salud, falta de vacunas, desprotección, etc.) hasta no procurarle asistencia médica cuando lo requiera por considerar que la gravedad del suceso no lo justifica.

Violencia sexual:

   La violencia sexual se define en el Informe mundial sobre la violencia y la salud ((Krug, 2003:161, OMS) como "todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de ésta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo". Es toda acción que imponga o induzca comportamientos sexuales a una persona mediante el uso de: fuerza, intimidación, coerción, manipulación, amenaza o cualquier otro medio que anule o limite la libertad sexual.

Abuso sexual infantil

Es el ejercicio abusivo de poder de un adulto hacia un niño para satisfacción sexual de quien lo ejerce, en detrimento y con desconocimiento de la voluntad del niño.

Puede ser:                                                                                                                              

  • No comercial: Por ejemplo: exhibición de genitales del niño o del adulto, manoseo hasta violación.
  • Comercial: Por ejemplo: prostitución infantil, turismo sexual, pornografía, trata de niños con fines prostitución.

Niños testigos de violencia:

Es otra forma de violencia, cuando éstos son testigos de maltrato o abuso sexual hacia terceros. Se considera que las consecuencias son similares a las que experimentan los niños que viven la situación de violencia en forma directa.

CONSECUENCIAS DE LA VIOLENCIA DOMESTICA y VIOLENCIA SEXUAL EN LA SALUD DE LAS PERSONAS.

     La violencia sostenida lleva a las personas a un sufrimiento crónico que disminuye las posibilidades de auto-cuidado y cuidados a otros.

   La alteración del estado de salud aún en ausencia de enfermedad, es la constante, con deterioro de la calidad de vida, disminución de los logros personales, pérdida de autonomía y dificultad para el desarrollo personal. Las consultas frecuentes y la no detección de la situación de violencia, conduce a que estas mujeres sean consideradas en los servicios como quejosas y molestas. Si no se aborda el sufrimiento psicofísico vinculado a las condiciones existenciales en forma integrada, incluso las patologías simples y más conocidas, son de difícil tratamiento y la acción médica resulta en iatrogenia y frustración para los técnicos.

     Vivir en situación de violencia implica para las mujeres malestares múltiples, impotencia, desasosiego, mayor mortalidad y morbilidad.

     Las violaciones y la VD representan entre el 5% y el 16% de años de vida saludable que pierden las mujeres en edad fecunda.

Vivir en situación de violencia implica para las personas consecuencias:

  • Físicas:
  • En la salud mental
  • En la salud sexual y reproductiva: Mortalidad de mujeres durante el embarazo,             Enfermedades de transmisión sexual incluyendo la infección por el VIH/SIDA
  • El aumento de la mortalidad que se vincula a Homicidios y Suicidios.  
  • El abuso sexual en niños/as marca uno de los niveles más desestructurantes del psiquismo infantil.

CON RESPECTO A LA LEGISLACIÓN NACIONAL SEÑALAMOS:

            Desde 1995 en Uruguay se reconoce la VD como delito a través del artículo 18 de la Ley Nº 16.707, (Ley de Seguridad Ciudadana).

     En julio del 2002 se sanciona la Ley Nº 17.514 o Ley de VD. que establece un marco jurídico específico para la prevención e intervención en VD, cuando no constituye delito. La Ley establece la creación del Consejo Nacional Consultivo Honorario de Lucha contra la VD, asignándole como tarea fundamental la elaboración del Plan Nacional de Lucha contra la VD. Esta ley da competencia a los Juzgados de Familia para actuar en asuntos de VD cuando los mismos no configuran delito.

     La Ley legitima a cualquier persona para que pueda “dar noticia al Juez competente en la materia”, estableciendo que no le cabrá responsabilidad de tipo alguno a quien realice esta denuncia “siempre que la noticia presente verosimilitud”.

     Y desde setiembre del año 2004, Uruguay cuenta con la ley Nº 17823, código de la niñez y adolescencia.

También en ese año se aprobó la Ley 17815 sobre violencia sexual comercial o no comercial cometida contra niños, adolescentes o personas incapaces. En ella se tipifican los delitos de pornografía, prostitución y tráfico, con especial énfasis en el cliente de la prostitución y en la producción de este tipo de materiales.

CONVENCIONES Y TRATADOS INTERNACIONALES FIRMADOS POR NUESTRO PAÍS Y DE CARÁCTER VINCULANTE PARA LAS SITUACIONES DE VD SE DESTACAN:  

- Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer (Convención de Belén Do Pará) fue ratificada por Uruguay en carácter de Ley Nº16735 en 1995.

- Convención de los Derechos del Niño (ONU), 1989, ratificada por Uruguay en 1990 a través de la Ley 16.137.

RESPONSABILIDADES DEL SECTOR SALUD

     Es necesario incorporar una perspectiva de derechos humanos, de género y generacional, atendiendo la salud en forma integral y así dar respuesta al motivo de consulta sin limitar el análisis de situación y las acciones a ese problema, así como evaluar la condición de salud considerando las dimensiones familiares, comunitarias, sociales, que intervienen tanto en la génesis como en la construcción de la respuesta.

     La atención integral e intersectorial, considera las distintas etapas del proceso de abordaje de la situación de violencia e integra acciones de prevención, promoción y asistencia. Considerando el marco legal vigente, el personal de salud queda habilitado a realizar la comunicación al juez, si lo considera pertinente y necesario, sinobligar a la denuncia de todos los casos de los que tome conocimiento.

De acuerdo al Decreto 299/09 Art 2 del MSP, se establecen mecanismos institucionales para la denuncia judicial en los casos que 10 requieran.

            A nivel institucional el mecanismo establecido ante situaciones que requieran la intervención judicial es el siguiente:

1. Se notificará por escrito a Dirección Técnica los datos identificatorios del/os/as afectados así como de los hechos informados.

2. En situaciones de urgencia podrá hacerse vía telefónica en primera instancia.

3. Dirección Técnica, recabará la opinión de asesoría letrada y efectuará la denuncia pertinente.

     Todos los técnicos en los diferentes niveles de atención deberán abordar la VD y VS en su trabajo cotidiano, incorporando la investigación de rutina, la documentación en la historia clínica, la contención y respuesta inicial, la información y orientación.

     La atención a un problema social y de salud pública como la VD y violencia sexual exige de los profesionales de la salud un análisis de sus actitudes y pautas culturales, ya que afecta de manera grave la salud y el desarrollo social y económico de amplios sectores de la población y erosiona el tejido social, limitando el desarrollo y profundizando las inequidades.

   Plantear el problema desde un enfoque de salud pública implica un trabajo interdisciplinario, basado en evidencias científicas. También supone la acción colectiva desde lo intersectorial y el trabajo con las redes comunitarias.

   La VD y la violencia sexual no siempre se manifiesta en forma directa ante nosotros, sino que de lo que tenemos noticia la mayor parte de las veces es de sus efectos.

A los trabajadores de la salud nos puede llegar una situación de VD de diversos modos:

  1. Por el relato directo de quien está viviendo la situación.

No siempre lo contarán llorando y angustiados, a veces hay una distancia entre los contenidos narrados y el afecto, lo que puede estar vinculados a los procesos de naturalización, o a mecanismos psicológicos de protección (disociación) que actúan de modo de hacer más soportable la vida. Tampoco desplegarán necesariamente un relato claro y ordenado, puede tener zonas confusas.

También es importante tener en cuenta que en el relato pueden estar presentes sentimientos ambivalentes hacia el/los agresores; muchas veces debido a una fuerte relación afectiva.

  1. Por el relato de un tercero. Para estos casos habrá que trazar un plan que tenga en cuenta la forma de llegar a la presunta víctima.
  1. Por la lectura de indicadores. Aquí se hace necesario un procedimiento de traducción de lo manifiesto para referirlo a algo que no se ve, o que no se despliega ante nosotros.

Existe un número bastante grande de indicadores de violencia; si bien la mayoría son inespecíficos y por sí solos no nos permitirán realizar un diagnóstico, muchas veces estarán en el lugar del relato ya que son manifestaciones que nos estarán diciendo que algo está pasando.

Algunos elementos a tener en cuenta para el diagnóstico de situación:

  • Valorar los factores vinculados a la situación de él o la consultante, en los diferentes niveles: individual, relacional, comunitario y social.
  • Valorar el estado de salud en forma integral, relacionando el motivo de consulta.
  • Desde la primera entrevista en que se detecta la presencia de situaciones de violencia, debe ser evaluado el componente de riesgo, para orientar la planificación del abordaje.
  • Si se constatan lesiones y/o un estado emocional que sugieren la existencia de violencia, aún cuando la paciente negase maltrato, refiriendo una explicación inconsistente, los hallazgos deben ser registrados, especificando la versión de la consultante y la del técnico.

La CIE-10 1 da la posibilidad de codificar estados emocionales alterados que no configuran un trastorno psiquiátrico

Evaluación de factores y niveles de riesgo.

     Las acciones a implementar junto a él o la usuaria/o en situación de violencia, estarán determinadas por el riesgo que presente. La valoración de riesgo es lo que permite definir las prioridades de la intervención y por ende los procedimientos a seguir, tanto a la interna de la institución que lo detecta como en la articulación con aquellos actores que tengan competencia en esa situación. Debe considerarse esta valoración no como un momento aislado en el tiempo sino como un continuo de la atención a la situación.

     Mientras se realiza la valoración del riesgo se está “interviniendo”.

Riesgo: cuando la persona está en riesgo de vida, en primer lugar y/o cuando está en riesgo la salud física y mental (la propia o de alguien del entorno).

     En primera instancia se valorará la existencia o no de riesgo de vida,( por suicidio u homicidio) y en función del mismo, las respectivas medidas de protección. También se debe valorar el riesgo de los otros integrantes de la familia, especialmente hijos y personas dependientes.

En caso de evaluar que existe riesgo de suicidio, se deberá coordinar la atención de la mujer por psiquiatra.

El técnico que realizó la asistencia inicial realizará la valoración del riesgo de homicidio que surge de considerar factores subjetivos de la usuaria

y datos obtenidos de la anamnesis y el examen.

El técnico debe evaluar si existen otros elementos que alerten sobre riesgo vital inminente.

Evaluar riesgo de acuerdo a:

  • Al relato del momento, a los antecedentes y al entorno.
  • Tiempo de la situación de violencia.
  • Vínculo con el agresor/ quién es el agresor.
  • Tipo de maltrato.
  • Daño evidente.
  • Núcleo de convivencia.
  • Antecedentes de la situación.
  • Grado de aislamiento de la familia (instituciones a las que tienen acceso y cuales no)
  • Recursos familiares y personales para generar un cambio a corto plazo.
  • Riesgo de vida.
  • IAE.
  • Ideas de muerte.
  • Lesiones graves.
  • Trastornos psiquiátricos ( en el núcleo familiar).
  • Armas en el hogar.
  • Antecedentes de homicidios o lesiones graves del posible agresor.
  • Frente a presunción de abuso sexual, cohabitación con el abusador.
  • Riesgos de expulsión (familiar o institucional). Profundización del aislamiento.

La valoración del riesgo, es una valoración para la intervención en una situación de violencia, que no implica necesariamente como primera medida de protección la denuncia judicial.

No debe confundirse la valoración inicial del riesgo que permite tomar decisiones para la intervención, con un diagnóstico, una pericia, ni con la recopilación de información que se requiere para realizar una denuncia.

     Es a partir de la evaluación del riesgo y el momento en que se encuentra la persona, es   que se evalúa con ella la posibilidad de trabajar desde el equipo en un acompañamiento e implementar diferentes estrategias de trabajo. De ser una situación donde actualmente se encuentra en riesgo o el riesgo es leve, el seguimiento y la referencia quedarán en el ámbito del médico de referencia.

¿CUÁL ES EL ROL DE LOS EQUIPOS DE REFERENCIA[2]?

Las tareas de equipo de referencia están centradas en la implementación de la atención a las situaciones de VD y Violencia Sexual en su institución, adecuando estos lineamientos a las características de funcionamiento de la misma, para esto deberá:

  • Planificar la instrumentación de la atención según los lineamientos, junto a la dirección técnica. (Protocolos)
  • Apoyar procesos de capacitación y sensibilización al personal
  • Coordinar la elaboración y difusión de material impreso
  • Brindar información, y difundir los lineamientos a todo el personal. (Orientación: quién, cómo, qué aspectos considerar, entre otros)

Funciones del Equipo de Referencia de VD:

1. Coordinar las acciones a nivel institucional: definición e información al personal de las trayectorias institucionales a seguir por las personas en el proceso de atención y apoyar a las/los técnicos en aspectos operativos.

2. Brindar atención y seguimiento ante situaciones de violencia donde se evalúe el nivel de riesgo moderado, grave y/o con incremento del daño con un enfoque interdisciplinario, por parte del equipo de referencia de la institución conformado por Trabajadora social, psicóloga y médico de familia y comunitaria. Dicho espacio tiene un horario y día establecido con frecuencia semanal.

3. Organizar y coordinar actividades dirigidas a las personas afectadas por VD: información sobre sus derechos, sobre recursos y procedimientos legales, integración a espacios de recreación, de desarrollo personal, promover la participación en actividades sociales, comunitarias, educativas, laborales, etc

4-Organizar, actualizar y difundir información sobre recursos locales. Uso de cartelería, videos, entre otros.

5- Implementar mecanismos de referencia y contrarreferencia adecuados a la institución.

6-Coordinar la atención y las actividades de prevención y promoción con la red de recursos en salud e intersectorial.

Implementar actividades con la mesa Interinstitucional de Florida, Comisión departamental de violencia Doméstica y SIPIAV

Referentes en cada nivel de atención:

-       Internación: Dra. Irene Pisano

                   Lic. en Enfermería Lia Alzatti

-       Internación Materno Infantil: Lic. en Enfermería Magdalena Lamaita

-       Internación Domiciliaria y Cuidados Paliativos: Dr. Daniel Parada.

-       CTI: Dr. Álvaro Giordano.

-       Policlínicas del Interior: Lic. en Enfermería Mariela Lalinde.

                                     Dra. Graciela Calleros

-       Policlínicas: Dr. Fernando Botta

                   Jefa Atención al Usuario: Elba Larrosa

-       Emergencia: Dr. Álvaro Vega

                     Lic. en Enfermería Carmen Arrospide

                     Jefa de de Administración de Servicio de Emergencia, Sra.Raquel Casella

-       Salud Mental: Dra. Nora García

-       Ginecología:   Dra. Zulema Barnetto

-       Equipo de Referencia en VD: Dr. Jorge Cuenca.

                                               Lic. T. Soc. Lorena Pruence

                                               Lic. en Ps. Alicia Miqueiro.

MECANISMOS DE REFERENCIA Y CONTRARREFERENCIA ENTRE LOS DIFERENTES EQUIPOS Y/O NIVELES DE ATENCIÓN:

Se diseñó un formulario de referencia y contrarreferencia institucional para situaciones de violencia doméstica (ver anexo) y junto con Dirección Técnica y los diferentes jefes de servicios se están realizando acuerdos para garantizar su efectiva implementación.

DIFUSIÓN E IMPLEMENTACIÓN DEL PROTOCOLO DE ATENCIÓN A LAS SITUACIONES DE VIOLENCIA DOMÉSTICA A MUJERES MAYORES DE 15 AÑOS Y VIOLENCIA SEXUAL AGUDA A LO LARGO DEL CICLO VITAL EN EL SECTOR SALUD.

1. Se desarrollará un plan de difusión e implementación del Protocolo Institucional, dirigido a funcionarios (técnicos y no técnicos) de la institución en todos los ámbitos (ciudad e interior del departamento).

Se coordinará con todos los servicios de los diferentes niveles de atención para realizar talleres de sensibilización a todo el personal de COMEF en referencia a VBGG.

Se estableció un referente por servicio para recepcionar inquietudes y ser el vínculo con el equipo de referencia

Se asegurará la atención oportuna y necesaria de todas las situaciones pesquisadas, realizando su seguimiento, derivación si lo requiere y realización de referencia y contrarreferencia con servicio y técnico involucrado.

2. Se definen mecanismos de evaluación continua, revisión, y actualización del protocolo.

INDICADORES:

A. Personal Sensibilizado:  

Número de funcionarios sensibilizados por trimestre

                     Número total de funcionarios

B. Elaboración y difusión de materiales audiovisuales y folletería.

C. Difusión de material para la prevención   en espacios contratados en medios radiales, televisivos; en página web institucional y en Redes sociales de la institución.

D. Revisión y actualización continua del protocolo institucional.

3. Se trabajará en coordinación con el equipo de trabajo de relaciones públicas de la institución para sensibilizar, definir e implementar un plan de Información sobre los Derechos y la Violencia basada en Genero y generaciones, dirigido a usuarios y usuarias de COMEF con diferentes modalidades: Salas de espera con información permanente, folletería, programa informático, comunicación audiovisual, propaganda en medios de comunicación (TV cable), página informática de COMEF, etc.

CRONOGRAMA PRELIMINAR PROPUESTO:

 

Técnicos y profesionales responsables del proceso de elaboración del protocolo preliminar:

-       Lic. Psicología Alicia Miqueiro, integrante ERVD, COMEF.

-       Lic. Trabajo Social Lorena Pruence, integrante ERVD, COMEF.

-       Dr. Jorge Cuenca, integrante ERVD, COMEF.

Técnicos y profesionales que participaron o fueron consultados en el proceso de elaboración:

 

-       Dr. Hugo Tarigo, Dirección Técnica, COMEF.

-       Dr. Fernando Botta, Dirección Técnica, COMEF

-       Dr. Álvaro Vega, Jefe de Servicio de Emergencia COMEF.

-       Sra.Raquel Casella, Jefa de Administración de Servicio de Emergencia, COMEF.

-       Sra. Elba Larrosa, Jefa de Oficina de Atención al Usuario, COMEF.

BIBLIOGRAFIA:

1. Guía de procedimientos en el primer nivel de atención: Abordaje de situaciones de Violencia Doméstica hacia la Mujer¨.

2. Pautas de Violencia Sexual (menores de 19 años y mayores de 19 años) 2015, DIGESA.

3. Protocolo Institucional de COMEF de Atención a Mujeres mayores de 15 años, elaborado en el 2015.

4. Protocolo de intervención para situaciones de violencia hacia niños, niñas y adolescentes, Inau-sipiav, 2007.

5. Situaciones de violencia doméstica en adolescentes. Protocolo para enseñanza media,

Anep-Codicen, Sipiav, Inau, Dirección de ddhh-Ces-Cetp-Dfpd, 2010.

6. Ley N° 17823. Código de la Niñez y adolescencia.

7. Decretos 494/2006 y 299/2009 del MSP, que plantean la creación de los equipos de referencia en violencia doméstica en el sector salud y la indagatoria sobre violencia doméstica.

8. Mapa de ruta para la prevención y la atención de situaciones de maltrato y abuso sexual infantil en el sector salud, MSP, Sipiav, Unicef, 2009.

9. Guía para el abordaje integral de la salud de adolescentes en el primer nivel de atención, capítulo «Violencias», Programa Nacional de Salud Adolescente, Dirección General de Salud, MSP, 2009.

10. Metas establecidas en el marco del Sistema Nacional Integrado de Salud:

Capacitación en violencia doméstica al personal de la salud, 2009.

Indagatoria-formulario en violencia doméstica para mujeres entre 20 y 45 años, 2011.

Atención en salud mental de las situaciones de violencia doméstica, maltrato y abuso sexual que así lo requieran, 2011.



           La normativa vigente: la Ley de VD Nº17.514 (2002) y el Plan de Acción 2016- 2019, realizado por el Consejo Nacional Consultivo de Lucha contra la VD que fue acordado por los organismos miembros.

              Basados en: Guía de abordaje para primer nivel de atención y Pautas de VS 2015.

0